Portugal. Día 4. Sintra.

Alguna de las niñas ha tocado diana temprano, nos hemos puesto en marcha muy rápidos. El viaje ha sido tranquilo porque el primo igo nos ha mostrado las carreteras secundarias portuguesas y la velocidad tenía que ser lenta, aunque los portugueses no observen esa necesidad.

Al llegar a Sintra nos hemos encontrado con una calle en la que nos indicaba prohibido para vehículos de más de 3,5t. No nos hemos atrevido a entrar pero después de unas vueltas estábamos otra vez allí y esta vez si que hemos entrado, fue el bautismo de fuego con “el bicho”, pero superado sin más problema que en una calle de doble dirección cuando bajábamos subían tres jeep cargados de franceses, luego nos hemos enterado en el parking donde todavía quedaban más de una decena de Jeep que eran empleados de la empresa de seguros Axa, que se dedicaban a realizar pruebas tipo gymkana por la sierra,. El parking muy bueno, con otras dos autos aparcadas una de ellas española, el único temor que se nos pegaran mucho los coches de los lados y no pudiéramos maniobrar para salir. Para los que se atrevan parece buen sitio para pernoctar.


Hemos subido hacia el Palacio Nacional de Sintra que estaba cerrado, no entraba en nuestros planes visitarlo, y desde allí a la oficina de turismo donde hemos cogido unos planos y hemos preguntado por el autobús para subir al Palacio da Pena que se coge en la misma puerta. Nos colocamos en la parada, que no hay nadie pero pronto la gente empieza a amontonarse literalmente, porque parece que nadie está interesado en hacer cola.

El autobús no tarda pero pese a entrar los primeros es imposible sentarse, el conductor nos indica que las niñas no pagan sin ni siquiera preguntar su edad. Aunque parece estar lleno la gente sigue entrando, pero cuando la puerta se cierra el conductor inicia una competición no se sabe cómo ni con quien  pero quiere llegar pronto arriba, no le importa que en algunas curvas incluso tenga que maniobrar porque el autobús no cabe. O tienen plus por viaje o simplemente es la manera de conducir lusa.

Al llegar al Castillo dos Mouros invita al persona a bajar y al ser preguntado indica que el Palacio da Pena está a 500 metros, 10 minutos a pie … y sería verdad, pero subiendo una pared.

En la taquilla comprobamos que las mayores tienen que pagar por lo que decidimos que todas tienen un año menos y compramos la entrada combinada para Mouros y Pena. Accedemos al recinto del Castillo dos Mouros, pero para llegar hasta él hay que recorrer un largo pero agradable camino durante el que nos vamos entreteniendo hasta con los abejorros. Cuando por fin accedemos al castillo el viento sopla muy fuerte por la otra cara de la montaña, el castillo tiene grandes almenas muy bien conservadas.


Cuando recorremos el camino de vuelta nos volvemos a encontramos con la familia vasca que han visitado primero El Palacio da Pena y luego han bajado andando hasta el Mouros, esta opción creo que es más acertada.


En la salida nos tomamos un descanso, vamos al servicio e iniciamos la subida, cuando llegamos a la entrada del palacio en realidad falta mucho por subir pero por un módico precio de 2 euros te sube una especie de tranvía. Sintra es el parque temático de los palacios y las Quintas.


Su aspecto exterior y el lugar donde está construido son imponentes pero cuando se accede al interior la sensación es la misma, lástima que no permitan hacer fotos.
Bajamos de nuevo en el falso tranvía y esperamos autobús, el primero pasa lleno y no para, cuando llegamos abajo buscamos un restaurante, y pedimos para las niñas huevos fritos, los huevos de la paz, la comida resultó tranquila.

Nos fuimos para la auto, aunque de camino pensamos que podíamos visitar la Quinta Regaleira pero decidimos que mejor irnos a Lisboa temprano, ya tenemos excusa para volver por aquí.

Salimos sin problemas del parking, tuvimos un buen viaje y llegamos al camping sin problemas. El Camping es el más caro de todos los que hemos visitado y además nos falta un adaptador para enchufar. En el camping nos lo venden a 25 € aunque me recomiendan ir a Leroy Merlín que esta cerca. Pero tenemos que atravesar una rotonda con semáforos en la que varios se abren a la vez. No podemos entrar en el parking, compro cable y enchufes por 8 €, aunque los tengo que montar con cuchillo y tijeras.
En el camping las niñas conocen a unas niñas de Vigo.





Kilómetros recorridos: 58 Km


Tiempo empleado: 1h 51’


Pernocta Camping Monsanto: 34,45 €

Parking Sintra: 38.796944, -9.388611



Ver mapa más grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...